Cómo funciona la publicidad programática y sus ventajas en marketing

Índice de contenido

De cara a obtener espacios publicitarios en los principales medios digitales, la publicidad programática es la estrategia más utilizada y efectiva en la actualidad. Se ha consolidado como uno de los mejores métodos del marketing digital en los últimos años.

Publicidad programática, Marketkey

Qué es la publicidad programática

La publicidad programática en marketing es la estrategia que recoge todas las compras automatizadas de los espacios publicitarios disponibles en distintos medios digitales, principalmente a través del Real Time Bidding (RTB) o pujas en tiempo real. 

La principal diferencia con otros tipos de publicidad consiste en que la programática puja por las personas que van a recibir el anuncio, y no por el espacio publicitario en sí. Esto quiere decir que permite realizar campañas dirigidas exclusivamente hacia el público objetivo de la empresa, característica fundamental y diferenciadora con respecto a otras estrategias.

Cómo funciona la publicidad programática

A través de diversos algoritmos, se asocian perfiles de clientes determinados en función de la información y las preferencias de los anunciantes particulares. Cuanto mayor sea el volumen de los datos, más posibilidades existen de que los usuarios elegidos para la campaña sean más afines a lo que busca la empresa.

De igual manera que los anunciantes logran alcanzar a su público objetivo, estos usuarios también reciben publicidad relacionada con sus intereses particulares, por lo que termina siendo efectivo para ambos lados. Los clientes incrementan sus interacciones, aumenta el tráfico en la web del anunciante y, en caso de venderse productos o servicios, incrementan estas ventas. Veamos algunos de los datos que utiliza la publicidad programática:

  • Ubicación
  • Edad y género
  • Gustos e intereses
  • Dispositivos utilizados para navegar (móviles, ordenadores portátiles o de sobremesa, tablets…)
  • Horarios habituales de navegación
  • Posición social y económica

Esta estrategia llega a ser tan efectiva por la capacidad que ofrece a la hora de especificar y acotar el tipo de usuario al que las marcas quieren llegar, facilitando notablemente la segmentación. En este sentido, se puede llegar a delimitar la franja horaria en la que se mostrará el anuncio a los usuarios, o bien la frecuencia con la que estos deben aparecer.

El big data es un gran protagonista en este tipo de campañas, puesto que sus métodos permiten el procesamiento masivo de datos, habilitando la posibilidad de impactar directamente a audiencias personalizadas.

Real Time Bidding y publicidad programática

Ahora que sabes qué es la publicidad programática y cómo funciona, es preciso conocer algunos detalles sobre las subastas en tiempo real, con el fin de profundizar en este tipo de estrategias.

El Real Time Bidding es un sistema a través del cual se puede comprar la publicidad en tiempo real, gracias a toda esta información del usuario que mencionamos con anterioridad, permitiendo a los anunciantes decidir si les interesa o no. El editor establece un precio mínimo de la puja, que podrá llegar a coincidir con el precio de algún anunciante interesado.

Si esto sucede y el anunciante está dispuesto a pagar esa cantidad por ese anuncio en concreto, se concluirá la operación y los usuarios recibirán el anuncio. No es necesaria la intervención o la revisión directa de ningún ser humano, puesto que los algoritmos muestran directamente los anuncios de forma instantánea.

Ventajas de la publicidad programática en marketing

Estas son algunas de las ventajas que presenta la publicidad programática:

Automatización

La posibilidad de realizar las gestiones de forma automática supone un gran ahorro de tiempo y dinero para los anunciantes. Estos se tendrán que limitar a acudir a las plataformas en las que se ponen en contacto oferta y demanda, efectuando las pujas en función de las necesidades particulares de cada campaña y disfrutando de los resultados.

Medición

Tanto la propia información proporcionada por el big data como los datos recogidos tras cada campaña, ofrecen muchísimas posibilidades de ajuste de los posibles errores, facilitando la corrección de errores y mejorando los resultados en el corto plazo.

Eficacia

Por las características comentadas anteriormente, es evidente que una campaña dirigida a los usuarios deseados tendrá un porcentaje de efectividad mucho mayor que otro tipo de estrategias convencionales. Si la publicidad programática se dirige de manera adecuada, los resultados pueden provocar beneficios excepcionales a la empresa.

Segmentación

La posesión de cantidades masivas de datos hace que la segmentación sea mucho más precisa, estableciendo criterios más estrictos y llegando directamente a usuarios que se adapten a la perfección con las necesidades de la empresa. La geolocalización es uno de los criterios más importantes y utilizados en este tipo de campañas.

Globalización

Como cualquier campaña digital, este tipo de anuncios pueden ser publicitados alrededor de todo el mundo, generando clientes y leads internacionales que puedan diversificar el alcance de la marca, por lo que resulta en una mejora notable de los resultados.

Podemos concluir que la publicidad programática es una estrategia excepcional para incrementar el tráfico digital a través de anuncios personalizados y dirigidos hacia un nicho de mercado estrictamente estudiado y segmentado. No dudes en contactar con nosotros, si necesitas servicios de consultoría de marketing digital, nuestros profesionales especializados te ofrecerán una solución adaptada a tus necesidades particulares.

COMPARTE:

¿Quieres una auditoría gratuita de tu web? ⚡️