Cómo debe ser una ficha de producto ideal

La ficha de producto es uno de los elementos fundamentales para atraer tráfico a una página web y mejorar las tasas de conversión. Por lo tanto, debemos prestar especial atención a la información e imágenes que se incluyen sobre un determinado artículo.

Es necesario crear una ficha técnica de un producto optimizada. De esto depende si un visitante se convierte en un cliente potencial. Si queremos satisfacer sus necesidades hay que entender que es nuestra carta de presentación y que debemos diseñar una propuesta de valor acorde a sus expectativas.

Todo sobre la ficha de producto, en Marketkey

Qué es una ficha de producto web

Se puede decir que una ficha de producto cumple un papel muy importante dentro de una tienda online, al igual que el vendedor es de suma relevancia en la tienda física. El usuario debe saber concretamente qué producto se le ofrece y en qué condiciones, asimismo debe tener información sobre el precio final de venta, el plazo de entrega y la política de devoluciones.

Por lo tanto, la calidad del contenido es algo prioritario, ya que la ficha del producto debe tener la capacidad de convencer por sí sola. Desafortunadamente, no siempre se aprovecha su máximo potencial para dar un empujón final al cliente para que compre.

Aproximadamente, un 30 % de los usuarios no encuentran lo que buscan en internet por no incluir la información adecuada. Por dicho motivo, la ficha comercial de un producto debe estar escrita de la forma correcta y emplear las palabras claves para que las ventas se puedan multiplicar. Esta acción favorece la visibilidad y posicionamiento en los buscadores.

Hay muchas tiendas online que venden productos o artículos similares y, por lo tanto, hay que marcar la diferencia con el resto de competidores. Por dicha razón debes ser más creativo o buscar propuestas para que el cliente te compre a ti y no a la competencia.

Cómo debe ser la ficha de producto perfecta

Es momento de conocer cuáles son los elementos de una ficha de producto para que sea irresistible y nos permita vender con mayor garantía de éxito. Estos son algunos de los recursos que debemos emplear para garantizar una buena experiencia de compra.

1. El nombre del producto

Es fundamental que usemos las palabras claves longtail para identificar el producto de venta. Aunque, cuando el artículo se reconoce fácilmente por su nombre, lo normal es utilizar su nombre habitual o denominación concreta.

En caso de vender un terminal móvil de una marca determinada, por ejemplo, debemos indicar lo siguiente: Samsung Galaxy S20. Nos tenemos que poner en lugar del cliente y pensar cómo realiza una búsqueda, esto ayudará a escribir el título con más posibilidades de acierto.

2. Descripción del producto

Otro aspecto muy importante es el contenido que se incluye en estas fichas. Es necesario emplear palabras claves que permitan un buen posicionamiento, y además las descripciones deben ser cortas, muy frescas y ofrecer soluciones al usuario.

Asimismo, cabe señalar que cuando nos referimos al contenido no solo hablamos de las características o funcionalidades del texto escrito, sino también de la inserción de videos, fotografías o infografías que serán de gran ayuda.

En definitiva, hay que explicar todas las ventajas de la compra de este producto, qué tipo de problemas soluciona y cómo puede mejorar la vida del usuario si lo compra.

3. La imagen del producto

Todos conocemos el refrán «una imagen vale más que mil palabras«. Pues en este sentido también debemos aplicarlo. Como el cliente no puede tocar, oler o probar un artículo tenemos que buscar la forma de seducirlo con una buena imagen.

La fotografía debe ser lo suficientemente intuitiva y representativa para captar la atención del usuario. Por dicha razón, debemos cuidar ciertos aspectos como la resolución para que no se vea pixelada o tarde mucho en cargar. Asimismo, es importante que se pueda incluir la opción del zoom para ampliar y ver todos los detalles con exactitud.

4. El precio

Mostrar de forma visible el precio también es determinante para cerrar la compra. Lo más seguro que sea lo primero que quiera ver el cliente antes de realizar la compra. También es fundamental indicar si los impuestos y los gastos de envío están incluidos en el precio final.

5. La llamada de acción (CTA)

Uno de los botones más importantes es el que se relaciona con la llamada acción (CTA). Por lo tanto, debemos buscar una opción cuyo color y tamaño sea lo suficientemente atractiva para llevar al usuario hasta la siguiente acción. Incluso debemos prestar atención al lugar en el que se coloca esta herramienta tan útil para redirigir al internauta.

En definitiva, la ficha de características de un producto es clave para vender con éxito en internet. Si se incluye un diseño limpio y un contenido e imágenes de calidad se tendrán muchas más opciones de venta y mejorará la experiencia del usuario.

COMPARTE:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Te contamos cómo mejorar el SEO de tu página web

Últimas entradas

Ir arriba